Trabajo profundiza su estudio sobre la situación de los cuidadores de adultos mayores

La comisión del CESBA precisó datos importantes sobre las condiciones del sector en la Ciudad de Buenos Aires, de cara al diseño de un informe sobre el tema.

La Comisión de Trabajo del CESBA continúa tratando el tema de las condiciones laborales y sociales de los cuidadores de personas mayores en la Ciudad de Buenos Aires. En la reunión de este martes, contó con la presencia de dos invitados que propusieron una mirada rigurosa sobre la cuestión: Estela Barba (de la Coordinadora de Formación con Equidad para el Trabajo Decente, Secretaría de Empleo, CABA) y Eugenio Semino (encargado del área de Tercera Edad de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires). Participaron del encuentro los consejeros José Peralta (CTA Capital), Guillermo Defays (CTA Capital) y Jorge Severino (ADEBA), y los asesores Vilma Paura (SUTERH), Horacio Werder (CEPUC), Stella Maris Visciglia (COCE) y Gustavo Froján (FECOBA).

Durante la reunión, se repasó la temática que trabaja este año la Comisión: “Situación de cuidadores y cuidadoras de adultos mayores en la CABA”. Allí, se plantea como objetivo la elaboración de un informe y propuestas de intervención que contribuyan a regular y advertir sobre las condiciones de trabajo de los cuidadores en el distrito porteño.

Al respecto, el Dr. Semino realizó una breve reseña sobre la conversión de algunos hospitales en asilos. También señaló que, actualmente, el 80% de los cuidadores está conformado por migrantes, y manifestó la necesidad de formalizar su actividad. En este sentido, mencionó la existencia de cursos oficiales de capacitación, aunque aclaró que es insuficiente el seguimiento y que “la clandestinidad está insertada”.

A su vez, Barba dijo que el objetivo de la Secretaría de Empleo es mejorar la calidad en la formación de los cuidadores y trabajar con políticas de equidad de género. Mencionó que el PAMI se habría desligado del vínculo laboral con los cuidadores, reemplazando su contratación por un subsidio, que, en la práctica, puede ser utilizado con este fin o no.

Semino añadió que faltan médicos especializados para atender a la demanda de la tercera edad. Al respecto, expresó que los cuidadores cumplen un rol importante por el tiempo dedicado a los pacientes. También habló sobre el funcionamiento de los geriátricos y explicó que existen muchos en situación clandestina. Sin embargo, el arraigo de los residentes –que consideran al geriátrico un hogar – complejiza la situación, ya que puede ser contraproducente para su salud el cierre del establecimiento en el que habitan, por más que sea ilegal. A esta situación crítica se suma la falta de capacidad hospitalaria para atender sus demandas.

El especialista en Tercera Edad también mencionó la experiencia de “casa compartida”, en donde conviven estudiantes con adultos mayores, o el caso de la “casa tutelada”, donde se ubican bajo el mismo techo a dos o más adultos mayores.

En el cierre, el consejero Peralta agradeció la participación de los presentes y habló de las facultades del CESBA. En este sentido, invitó a nutrir de propuestas las acciones que pueda tomar el Consejo en pos de la búsqueda de mejoras, considerando la problemática tanto laboral como social.