Tombolini recorrió la Fundación Azara

En su nueva visita por el barrio de Caballito, el presidente del CESBA se reunió con el director ejecutivo de esta organización líder en la conservación y el conocimiento de las especies animales y vegetales, y en el cuidado del patrimonio cultural.

El presidente del CESBA, Matías Tombolini visitó la Fundación Azara, situada en el barrio de Caballito, y se reunió con su director ejecutivo, el Dr. Adrián Giacchino, con quien dialogó sobre las actividades que realiza la institución a favor del conocimiento y cuidado de la biodiversidad en nuestro país y la conservación de las especies. La fundación tiene su sede en el edificio de la Universidad Maimónides, cuyas instalaciones recorrimos antes de ingresar a las oficinas y laboratorios de la Fundación Azara.

La Fundación Azara nació en el año 2000 con el propósito de contribuir a la investigación en ciencias naturales, ambientales y antropológicas, logrando un alto nivel en dichas materias. Es una de las instituciones más prestigiosas del país, y ha sido premiada internacionalmente por su trabajo. Asimismo, tiene un área de investigación y publicaciones de excelencia, con más de un centenar de publicaciones anuales.

Giacchino señaló la importancia de la investigación para la conservación y conocimiento de especies y para prevenir amenazas de extinción. Es importante destacar que todas las muestras de que disponen en su amplio fondo de conservación no fueron tomadas vivas.

En dicha colección científica conservan más de 200 mil muestras de geología, paleontología, botánica, zoología, arqueología y etnografía. Participan en operaciones oceánicas de manera conjunta con el Ministerio de Ciencia y el Conicet, y se destacan por su trabajo en la creación e implementación de reservas naturales, habiendo conseguido sumar más de 150 mil hectáreas a dicha condición.

En diálogo con Tombolini, Adrián Giacchino expresó la filosofía de la fundación, cuyo propósito es la conservación del patrimonio natural y cultural de nuestro país. El presidente del CESBA se mostró sumamente interesado en la cuestión, con el añadido que supone el tema de la conservación de la flora en el ámbito urbano, hecho sumamente conflictivo pero que toca de manera directa a lacalidad de vida de, en nuestro caso, la Ciudad de Buenos Aires. Por ello, se acordaron nuevos encuentros para tratar la cuestión de manera específica y para realizar acuerdos que contribuyan a un mayor conocimiento y sostenibilidad del vínculo entre la urbanidad y la naturaleza.

 

Galería de imágenes