Matías Tombolini visitó la empresa textil Posto 5

Fue en el marco del programa CESBA en los Barrios. El presidente del organismo charló con el titular de la marca, Carlos Mizrahi, y escuchó los problemas que debe afrontar a diario por la pérdida de clientes a causa de las importaciones y del contrabando.

En su nueva recorrida por la Comuna 6, el presidente del CESBA, Matías Tombolini, se reunió con el titular de la empresa textil Posto5, Carlos Mizrahi. Ubicada en el barrio de Caballito, Posto 5 produce 500 mil prendas por año y cuesta con más de 30 empleados. La firma, según Mizrahi, se ve especialmente afectada en la actualidad por una importante pérdida de rentabilidad y por la apertura de las importaciones. El rubro comprende unos 300 mil puestos de trabajo en el país.

Carlos Mizrahi es empresario textil desde hace 47 años. En 1986 fundó Posto 5, marca destinada a jóvenes y con prendas de buena calidad y a precios razonables. Cada colección se compone de más de 200 modelos diferentes por temporada: la empresa produce remeras, chombas, buzos, camperas, sweaters, jeans, camisas y bermudas. Tiene distintos puntos de venta en todo el país: en la Capital cuenta con cuatro locales a la calle y también habilitó la venta online desde su página web.


En diálogo con Tombolini, Mizrahi manifestó que la industria textil está pasando por un momento muy difícil, no solo por la baja del consumo, sino –sobre todo– por la importación indiscriminada. Afirmó que las ventas bajaron un 30 por ciento, sus clientes minoristas compran importado y el contrabando desde los países limítrofes es imposible de frenar, mientras que desde el Gobierno le impiden que actúe como importador, complicándole aún más su situación.


En el caso de las grandes cadenas, Mizrahi señaló que pueden traer una remera de Bangladesh a 1 dólar, mientras que para comprarle a una pyme como Posto 5, le exigen que le vendan con el precio de lista de un año atrás, es decir, un 24 por ciento menos. Y remarcó que, con la excesiva presión impositiva y una tasa bancaria del 31 por ciento, le resulta sumamente riesgoso invertir en maquinaria y dar mayor volumen a la producción.


Al finalizar el encuentro, Tombolini prometió una nueva visita a la empresa y acompañarla desde el CESBA con las acciones pertinentes.