La YMCA recibió la visita del CESBA

El secretario ejecutivo del Consejo, Rodrigo Herrera Bravo, se reunió con Mario Cenci, ejecutivo de Liderato y Comunicaciones de la Asociación Cristiana de Jóvenes de la Argentina. Del encuentro participó Bachir Bakir, en representación del Centro Islámico. 

El Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires se acercó a la Asociación Cristiana de Jóvenes (YMCA, en inglés) en el marco del programa “CESBA en los Barrios”. En esta oportunidad, visitó una de las dos sedes que esta asociación civil sin fines de lucro posee en el distrito porteño, y que está ubicada en Reconquista 439, en el barrio de San Nicolás (Comuna 1).

Allí, el secretario ejecutivo del Consejo, Rodrigo Herrera Bravo, mantuvo un encuentro con Mario Cenci, ejecutivo de Liderato y Comunicaciones de la YMCA. A la reunión asistió Bachir Bakir, en representación del Centro Islámico, organización integrante del CESBA.

Como suele hacer en este tipo de encuentros, Herrera Bravo comenzó la charla explicando la conformación y las funciones del organismo que actualmente preside Matías Tombolini.

Luego, Cenci describió las tres “áreas de servicios” que brinda la Asociación. “El deporte, en el mundo YMCA, tiene un solo fin: cuidar la calidad de vida. Por eso, una de nuestras áreas de servicios es la salud”, apuntó el directivo, que prosiguió: “Otra área es el turismo y otra es la educación, tanto en su dimensión formal como no formal”. Al respecto, enumeró que la YMCA, en la Argentina, tiene “dos jardines de infantes, dos escuelas primarias, dos secundarias, dos centros de formación de oficios, un instituto terciario y un instituto universitario”. En este último –contó Cenci– se puede cursar la carrera de Educación Física, con un tramo de profesorado y otro de licenciatura. Y, según adelantó, pronto se agregarán dos carreras más: Gestión de Entidades Deportivas y Animación Sociocultural.

Uno de los problemas con los que la YMCA se enfrenta a diario son los elevados costos de los servicios públicos, a raíz de los pronunciados aumentos de sus tarifas.

Además de la sede de la calle Reconquista, la Asociación posee otro inmueble en la Ciudad de Buenos Aires, ubicado en Villa Soldati.

“Cuando Daniel Filmus era secretario de Educación de la Ciudad, le ofrecimos al Gobierno porteño la posibilidad de que se use la planta alta de ese edificio para que allí funcione una escuela secundaria de gestión estatal con orientación deportiva. Eso fue aceptado y ratificado por todos los jefes de Gobierno hasta ahora, pasando por Telerman, Macri y Rodríguez Larreta. Pero, a pesar de que también se logró el consenso en la Legislatura, de que Soldati es una zona en la que se necesitan más escuelas secundarias y de que el deporte es una herramienta espectacular para trabajar con los sectores populares, la obra jamás fue ejecutada”, se lamentó Cenci.

Herrera Bravo le comentó que el CESBA, además de la potestad de presentar proyectos de ley en el parlamento porteño, posee la facultad de realizar recomendaciones al Poder Ejecutivo de la Ciudad. Y que, por lo tanto, podría –si la Asamblea lo considerara conveniente luego de estudiar detenidamente el caso– aconsejar al jefe de Gobierno que en el próximo Presupuesto incorpore la partida necesaria para llevar a cabo la obra.

Por ese motivo, el secretario ejecutivo del Consejo se comprometió a trasladar el tema al organismo, para su debate en la Comisión de Educación.