La contadora general de la Ciudad expuso en la Comisión de Ambiente

Lucía Griselda Gabelli apoyó una iniciativa del CESBA para que el Gobierno porteño incorpore a sus estados contables el patrimonio cultural y natural del distrito. 

En su última reunión, la Comisión de Ambiente del CESBA continuó avanzando en la necesidad de que la Ciudad conozca su patrimonio, para lo cual convocó a la máxima autoridad de la Contaduría General porteña, Lucía Griselda Gabelli, quien apoyó la propuesta.

Además de la funcionaria porteña, participaron del encuentro los consejeros Ricardo Pahlen (decano de la Facultad de Ciencias Económicas –FCE– de la UBA) y María Carolina Mera (decana de la Facultad de Ciencias Sociales –FSOC– de la UBA); el secretario ejecutivo del CESBA, Rodrigo Herrera Bravo; los asesores Claudia Fortuna (CPCE), Marcela Curi (CEPUC) y Alberto Aller (SUTECBA), y la integrante del Consejo Directivo de la FCE Ana María Campo.

Durante la reunión, la contadora general afirmó que hay “un grave déficit en cuanto al registro patrimonial”. “No obstante –afirmó–, desde 2010 tenemos los inventarios de la Ciudad migrados y saneados. De esa manera, se logró limpiar y se puso en claro el tratamiento de los bienes y su destino final. Por su parte, la Agencia de Protección Ambiental (APRA) se encarga de definir qué se hace con los objetos”.

Gabelli contó que los bienes muebles están siendo ordenados. “Los bienes culturales, en tanto, son un módulo que todavía tenemos rezagado y creo que hay que revisar este concepto. En el caso del vestuario del Teatro Colón, por ejemplo, a ciertas prendas se las consideraba una obra de arte, pero como mucha ropa se va modificando en cada temporada, habría que hacer una selección y catalogar como tales a los trajes que usaron María Callas o Luciano Pavarotti, por tomar algunos casos”, dijo la funcionaria.

Al finalizar su exposición, la funcionaria coincidió con el resto de la Comisión en que es necesario tomar conocimiento de cuáles son los bienes reales de la Ciudad y así poder administrar los recursos de forma eficiente.

“Si doy en concesión parte de una plaza tengo que saber cuánto vale; por otra parte, ¿cuánto nos cuesta cada incendio en la Reserva Ecológica Costanera Sur?”, expresó Pahlen.

Herrera Bravo, por su parte, señaló su satisfacción con el encuentro y propuso elaborar una recomendación al Poder Ejecutivo para que incorpore a los estados contables de la Ciudad el patrimonio cultural y natural que le pertenece. Los presentes se mostraron de acuerdo con la iniciativa.

Antes de terminar, el secretario ejecutivo planteó trabajar el resto de esta semana en la elaboración de un proyecto consensuado que llegue a presentarse en la asamblea del 2 de julio.

Galería de imágenes