La Comisión Especial Aportes para la Mejora Educativa retomó sus tareas

Sus integrantes acordaron proponer este año dos leyes vinculadas con la formación docente: una para regular el sistema y otra de crédito fiscal.

La Comisión Especial Aportes para la Mejora Educativa volvió a encontrarse este jueves para establecer los ejes de trabajo de 2019, tras la intensa labor del año pasado, que desembocó en la presentación de un informe a los poderes legislativo y ejecutivo sobre la situación de la formación profesional en el distrito porteño.

Estuvieron presentes el consejero titular por la CTA, José Peralta; el secretario ejecutivo del CESBA, Rodrigo Herrera Bravo, y los asesores Alejandro Ceresa (Pastoral Social), Antonio Jarazo Sanjurjo (CEPUC), Graciela Favilli (SUTERH), Alberto Aller (SUTECBA) y Stella Maris Visciglia (CPCE).

“A diferencia de lo que sucede con la formación técnica, hoy carecemos de un sistema de formación profesional regulado, por eso, tal como surgió en el debate que tuvimos el año pasado, pensamos que sería conveniente desde el CESBA impulsar una ley de formación profesional”, dijo el secretario ejecutivo al comienzo del encuentro. Además, propuso elaborar “una ley de crédito fiscal para la formación profesional” y pidió convocar a una reunión conjunta con la Comisión de Trabajo para la semana que viene.

En la jornada se compartió un borrador con ideas de la CGT para la creación de un futuro Sistema de Formación Profesional Integral que ordene el espectro de las instituciones que certifican los saberes y competencias de trabajadoras y trabajadores. En el documento se menciona la creación de un órgano tripartito encargado de gestionar este sistema.

Peralta solicitó revisar cuestiones técnicas al respecto. Una idea propuesta fue la de crear una estructura similar a una oficina, tal como se hizo con el observatorio mencionado en el Protocolo para la Prevención de la Violencia de Género en el Estado porteño, que fue sancionado como ley en diciembre pasado por la Legislatura porteña.