La Comisión de Trabajo del CESBA recibió a un especialista en cooperativas de cuidado

El abogado Gustavo Sosa explicó cómo funcionan en la Argentina las asociaciones dedicadas a asistir a las personas mayores.

La Comisión que coordina el SUTERH decidió tratar en su último encuentro el tema de las condiciones laborales de los cuidadores de personas mayores. En ese marco, recibió la visita del abogado Gustavo Sosa, docente e investigador del Centro de Estudios de la Economía Socialde la Universidad Nacional de Tres de Febrero (UNTREF), quien contó experiencias de cooperativas dedicadas a esa tarea en la Argentina, iniciadas principalmente entre 2002 y 2003. Participaron de la reunión la consejera Mónica Penelo (Cooperativa Milagros) y los asesores Vilma Paura (SUTERH), Alberto Aller (SUTECBA), Stella Maris Visciglia (CPCE) y Horacio Werder (CEPUC).

Al comienzo de la reunión, Sosa contextualizó la situaciónactual de las tareas de cuidado, que, si bien representan el 20 por ciento de la fuerza de trabajo del país, todavía carecen, por parte del Estado, de políticas al respecto.

El abogado contó que en la Argentina se crearon muchas cooperativas de trabajo especializadas en el cuidado de personas de la tercera edad entre 2002 y 2003, entre las que destacó el caso de Soltrecha, en Chaco. En todos los casos, nacieron sin recibir aportes del Estado.

Sosa recordó que en las cooperativas hay una relación asociativa entre los socios, no una relación de dependencia. Cuando se presenta alguna dificultad en el servicio, lo resuelve la cooperativa como cuerpo.

Las cooperativas están reguladas por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y están obligadas a brindar formación a sus asociados.

En muchos casos, el salario que perciben los asociados es mayor que el que reciben los trabajadores domésticos.