Comunicado sobre aumento de precios

El Consejo Económico y Social de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tiene un rol fundamental en este contexto que nos toca atravesar como país y como sociedad en su conjunto. En ese sentido, continuar con nuestra función como generadores de diálogo y consensos es primordial, el Consejo se encuentra integrado por las distintas fuerzas vivas de nuestra Ciudad y, por ese motivo, hemos continuado durante este tiempo con nuestro trabajo adaptándonos a las formas que este momento requiere.

En ese sentido, hemos realizado en primera instancia reuniones por sectores (Asociaciones sindicales de trabajadores; Organizaciones empresariales y Colegios, Consejos y entidades representativas de profesionales), y se ha realizado el día 8 de abril un plenario del cual participaron la mayor parte de los consejeros y consejeras.

En un todo de acuerdo en que al momento la prioridad es atender a las cuestiones relacionadas con la salud, la preocupación expresada por los sectores representados en el Consejo se encuentra vinculada al cese de las distintas actividades de nuestra economía, producto del aislamiento social obligatorio.
Asimismo, este Consejo a través de sus Consejeros y Consejeras desea expresar su preocupación en relación con el aumento del precio de algunos productos en una absoluta vulneración de los derechos del consumidor y en aprovechamiento de una situación de crisis. Entendemos que en este momento resulta fundamental el compromiso de cada uno de nosotros a fin de poder sortear esta situación de una manera colaborativa y con conciencia social. Apelamos por este medio a interpelar a los comercios que ejercen este tipo de prácticas a modificar este tipo de conductas tan perjudiciales en este contexto.

Sin dudas, el COVID-19 nos está enseñando nuevas formas de relacionarnos y nos pone a prueba a diario para cumplir con nuestra obligaciones ciudadanas, es por ello que el Consejo continúa trabajando de manera mancomunada con los distintos sectores que en él se representan para mejorar la calidad de vida de las personas que viven en nuestra Ciudad.

Claudio D. Presman