“Comunicación efectiva”, el nuevo taller realizado por el CESBA

Como parte del programa “Encuentro con Vecinos” que el Consejo lleva adelante en los diferentes barrios porteños, las coaches Graciela Salazar y Julieta Tarlovsky brindaron en Almagro esta clase destinada a emprendedores. La presentación estuvo a cargo de Matías Tombolini.

“Comunicación efectiva para emprendedores” fue el tema del nuevo taller que el Consejo Económico y Social de la Ciudad de Buenos Aires brindó este martes 16 de abril, en Almagro.

La actividad forma parte del programa “CESBA en los Barrios, Encuentro con Vecinos”, que el organismo que conduce Matías Tombolini lleva adelante en las diferentes comunas porteñas, con el apoyo del Gobierno de la Ciudad, y que está destinado a ofrecer capacitación para las personas que quieran poner en marcha (o estén realizando) algún tipo de emprendimiento.

En esta oportunidad, la clase tuvo lugar en el Centro Navarro de Buenos Aires, ubicado en Moreno 3682 (Comuna 5), a las 9 de la mañana.

Como de costumbre, Tombolini fue el encargado de la presentación inicial, en la que describió a los y las presentes los detalles de la conformación del Consejo y sus funciones. Luego de agradecer al GCBA su colaboración para la realización del encuentro, hizo lo mismo con las profesoras que iban a dar el taller: las coaches Graciela Salazar y Julieta Tarlovsky, especialistas en comunicación.

“Lo que vamos a aprender hoy es una herramienta que les puede servir tanto para la vida cotidiana como para los emprendimientos que ustedes lleven adelante”, afirmó Tombolini, quien abordó su intervención apelando a su rol de profesor universitario. “Dar clase es comunicar. Y, desde mi punto de vista, tenés dos maneras de hacerlo: pensando en vos mismo o pensando en quien recibe tu mensaje. Si te parás de lado de la soberbia, solo demostrás lo que sabés. En cambio, si te parás del lado de quien recibe, te ocupás de que entienda”, aseguró, para después remarcar: “Si no pensás en el otro la comunicación no existe. Es como hablarle al espejo”.

Finalmente, adentrándose un poco en conceptos que luego serían profundizados por las profesoras, el economista señaló que “el cuerpo comunica” y que “la comunicación no apela solo a racionalidad sino a la emocionalidad”.

“Los humanos somos cuerpo, razón y emoción, y todo eso se pone en juego cuando comunicamos. Nunca nos desactivamos integralmente. La emoción y el cuerpo están siempre comunicando”, explicaron, por su parte, Salazar y Tarlovsky en el arranque de la clase. Por eso, subrayaron que “es necesario reconocer que comunicamos integralmente” y que “la comunicación es eficiente si logramos ese equilibrio”.

Destacaron que solamente el 7 por ciento de lo que transmitimos tiene que ver con la palabra; un 38 por ciento con la voz, los silencios y la velocidad con la que se habla, y un 55 por ciento con el lenguaje corporal. “No solo tengo que pensar qué digo, sino cómo lo digo. Y el ‘cómo lo digo’ está compuesto por ese 38 y 55 por ciento”, apuntaron.

Así, durante el resto de la clase, desarrollaron los conceptos del “modelo conversacional” de comunicación, que se basa en los siguientes cuatro principios: “somos comunicadores integrales”, “somos observadores diferentes”, “el lenguaje es poderoso” y “el habla y la escucha son activos”.

Galería de imágenes